La Ciencia Curativa Germánica (Antes “Nueva Medicina”) Las 5 Leyes Biológicas

“La peor forma de esclavitud del hombre, es decir, el total alienamiento de sí mismo tendrá por fin un final. La angustia que nace de la pérdida completa de la fé natural en uno mismo y en el propio cuerpo, de la capacidad instintiva de escuchar la voz del propio organismo, SERÁ ABATIDA”

                                                                                                                   Dr. Hamer.

Introducción detallada de las 5 leyes biológicas:

Las Cinco Leyes Biológicas demuestran científicamente lo que  hace muchísimo tiempo se sospechaba: El origen emocional o psíquico* de todas las enfermedades. Es decir que detrás de cualquier dolencia (excepto accidentes, envenenamientos, desnutrición y desórdenes genéticos), siempre existirá un componente conflictivo en cualquier cambio orgánico. En la ciencia curativa germánica, una enfermedad no es considerada como un ERROR DE LA NATURALEZA, sino que es el resultado de una modificación biológica debido a la incapacidad del Ser por adaptarse a cierta circunstancia, por lo tanto el viejo concepto que tenemos de enfermedad, cambia por completo originando esto, el fin de la vieja definición que la caracteriza: Desorden, mal, castigo, trastorno, Etc., que se le atribuye a todas las enfermedades.

La Ciencia Curativa Germánica, es un conocimiento apoyado en cinco leyes biológicas, descubiertas por el Dr. Hamer entre los años 1979 y 1994. El objetivo de estos estudios es analizar paso a paso cada una de estas leyes biológicas y su aplicación en un marco médico, biológico  y social. El conocimiento de estas leyes, nos ayuda a entender que la naturaleza avanza inexorablemente en un camino que pocos nos hemos detenido a reflexionar y entender. Explicar este proceso evolutivo se hace indispensable para comprender los procesos biológicos en todos los seres vivos ya que es un mensaje que la naturaleza siempre mantuvo velado y que ha sido descubierto por el ser humano en su necesidad de darle una lógica a su existencia y su propia naturaleza.

El descubrimiento de estas cinco leyes biológicas, es quizá el evento más impactante en la historia de la humanidad, ya que hace miles de años, aunque intuitivamente el ser humano conocía ciertos mecanismos naturales, no estuvo en capacidad de explicar ordenadamente como estos procesos evolutivos originaban diversas modificaciones en su estructura biológica. Han tenido que pasar miles de años y haberse descubierto muchos aspectos naturales (anatomía, fisiología, biología, etc) para que el ser humano esté ya en capacidad de poder entender este proceso biológico natural.

Las cinco leyes biológicas, son quizá de ahora en adelante, el punto de partida para entender nuestra real ubicación en el planeta y el universo. Todo lo que parecía confuso: dogmas, creencias, supersticiones, mitos, hipótesis, etc. estudiado y analizado podría por fin llevarnos por el camino de la comprensión y la coherencia que debido a los aspectos arriba mencionados, generaba en la sociedad humana diversos tipos de enfrentamiento, incomprensión y desorden. Estas leyes biológicas pueden ser para la humanidad, desde el punto de vista social, el hilo conductor a seguir en los próximos siglos. Es un cambio necesario para asegurar el futuro de la raza humana.

(*)En la Ciencia Curativa Germánica entendemos que la psique está plenamente integrada con el organismo (cerebro y órganos) por lo que llamamos en realidad a este fenómeno “Conflicto Biológico” –para diferenciarlo de uno de carácter psicológico que entre otras cosas, no origina en esencia cambios orgánicos visibles- y que nuestros antepasados, dadas las condiciones científicas de entonces, difícilmente podían diferenciar.

Compendio Histórico

Esta historia nace a partir de un suceso trágico ocurrido en Italia. El hijo del Dr. Ryke Geerd Hamer (Dirk Hamer) se encontraba vacacionando en la isla de Cavallo –Córcega- cuando en una fatídica madrugada del 18 de agosto de 1978 es baleado por el príncipe Italiano Victor Manuel de Saboya. Herido mortalmente, Dirk sucumbe a las heridas cuatro meses después en los brazos del Dr. Hamer. Luego de este desastroso suceso, tanto el Dr. como su esposa Sigrid enferman de cáncer. De este evento los esposos Hamer llegan a la siguiente reflexión: ¿Si toda la vida habían sido personas sanas, como es que luego de este suceso ambos podían enfermar del mismo tipo de cáncer? – Cáncer testicular y ovárico respectivamente-.

Debido a su experiencia clínica el Dr. Hamer, siempre había sospechado de esta relación, sin embargo el marco teórico médico de ese entonces, descartaba de plano cualquier relación emocional de una enfermedad, más aún con el cáncer que era estudiado en su origen a partir de un desorden o anomalía celular. Este suceso sin querer motivo al Dr. Hamer a buscar respuestas y estas las obtuvo dialogando con sus pacientes afectados del mismo tipo de enfermedad: Todos estos pacientes, habían experimentado un conflicto similar al suyo. Este detalle lo lleva por la presunción de que los diferentes tipos de cáncer ginecológico se debían a un fuerte conflicto por la muerte de un ser querido. Basado en este principio, posteriormente analiza pacientes con otros tipos de cáncer, teniendo como resultado de que habían matices conflictivos distintos que guardaban relación asimismo no solo con cánceres de tipo ginecológico: Conflicto de pánico: Cáncer pulmonar; Conflicto por falta de alimento: Cáncer hepático; Conflicto debido a una auto devaluación o baja autoestima: Cáncer óseo, etc. Estamos viendo como una sencilla evidencia desmerecida completamente por la medicina, tenía tanta coherencia y lógica. De un modo casual   el Dr. Hamer descubre la primera ley de hierro del cáncer y en el camino evidencia además que esta primera ley tenía tres criterios.

El funcionamiento del cerebro y su relación con las diferentes capas embrionarias

Descubrimiento de los Focos de Hamer (H.H.)

Antes de pasar a estudiar la primera ley propiamente dicha, es necesario hacer mención de un aspecto fundamental que demuestra científicamente como es que un conflicto impacta y origina un cambio orgánico.

Basados en el estudio de la biología, entendemos de que solo una parte de los seres que habitan este planeta tienen encéfalo, es decir sus necesidades evolutivas, obligaron a estas especies a generar un cambio natural. El nacimiento del cerebro corresponde a una necesidad de mayor interpretación de la realidad biológica.

El “encéfalo” entonces nace como prolongación de los órganos del cuerpo. Es decir, el mismo conforma un ordenador añadido en todas las especies que requieren movimiento y valoración rápida de las cosas. Estudiando la embriología del cerebro nos damos cuenta que el cerebro nace de la última capa embriológica –corteza cerebral- durante la gastrulación entre el día 16 y 17 de la gestación*. Medianamente consiente de este detalle, el Dr. Hamer, para comprobarlo, ordenó las correspondientes pruebas radiológicas a sus pacientes con cáncer, descubriendo de que en áreas específicas del cerebro visualizaba “señales” (manchas, puntos). Con el tiempo y en base a los miles de casos estudiados, el Dr. Hamer pudo elaborar una cartografía cerebral donde podemos ubicar los diferentes centros de control cerebrales -relays- de los órganos del cuerpo. Esta prueba biológica irrefutable, le permite asimismo, demostrar cómo estos conflictos impactaban físicamente el organismo, ya que como veremos más adelante, los Focos de Hamer (nombre posterior que se le dio a estas manchas o señales en las pruebas radiológicas) no solamente pueden ser visualizados en el cerebro, sino también en cualquier parte del cuerpo.

Resulta inexplicable a estas alturas, que a pesar de todas estas pruebas fácticas, las instituciones estatales de salud de todo el mundo no reconozcan aún a la patentada Nueva Medicina Germánica (ahora Ciencia Curativa Germánica) como el nuevo paradigma médico a seguir.

Los Focos de Hamer (HH por sus siglas en alemán “Hamerscher Herd”): Son señales visibles a través de una prueba radiológica (TAC, resonancia, Etc.) que permite visualizar el impacto conflictivo en diversas áreas cerebrales. Fueron catalogados con este nombre por las burlas hacia el Dr. Hamer por sus propios colegas médicos, ya que suponían que estas pruebas técnicas era incongruentes. Estas señales tienen diversas formas, las mismas que estarán en intrínseca relación con la situación conflictiva de cada paciente. Cuando el(los) conflicto(s) se encuentra(n) en plena actividad tendrán la forma de un anillo concéntrico o diana –forma de tiro al blanco- y cuando el(los) conflicto(s) se encuentra(n) en solución, tendrán forma oblicua e irregular. La empresa SIEMENS en primera instancia le dio la razón al Dr. Hamer cuando se analizó en una junta médica el origen de los mismos. Extrañamente después esta compañía de tecnología no se pronunció al respecto, y aun ahora no lo hace. En la actualidad este fenómeno electromagnético se encuentra plenamente estudiado.

(*) Este aspecto será convenientemente analizado en la tercera ley biológica, “El sistema ontogénico de los programas biológicos”

Desde el punto de vista anatómico el cerebro está dividido en dos capas:

Paleoencéfalo

Neoencéfalo (Encéfalo)

El paleoencéfalo asimismo está formado por el tallo o tronco cerebral, mesencéfalo y  cerebelo

El neoencéfalo (Encéfalo) lo conforman la sustancia blanca y la corteza cerebral: Lóbulos frontal, temporal, occipital. Cortezas motora, sensorial, post sensorial.

Embriológicamente el endodermo es controlado desde el tallo cerebral –por ello se le conoce como endodermo del paleoencéfalo-

Embriológicamente el mesodermo antiguo es controlado desde el cerebelo –por ello se le conoce como mesodermo del paleoencéfalo-

Embriológicamente el mesodermo nuevo es controlado desde la sustancia blanca –por ello se le conoce como mesodermo del neoeoencéfalo-

Embriológicamente el ectodermo es controlado desde la corteza cerebral –por ello se le conoce como ectodermo del neoencéfalo.

1-Primera Ley biológica: La ley Férrea  del Cáncer.

Consta de tres criterios.

Primer Criterio, El Síndrome  Dirk Hamer: Llamado así en honor a su hijo, este postula de que todo conflicto que impacta de manera inesperada a todo ser, activa un programa biológico de subsistencia. Este programa biológico que ahora llamaremos SBS por sus siglas en alemán “Sinvolle Biologische Sonderprogramme” forma parte de una memoria orgánica que tiene como base millones de años de adaptación y evolución.

Este conflicto tiene que sorprender al ser, de una manera súbita e inesperada, asimismo, tiene que originar un constante estrés, ya que para este conflicto este individuo no tiene una respuesta biológica, psíquicamente será insostenible. Este ser destinará cada segundo de su vida a la solución biológica de su problema. La persona vivirá el conflicto en “soledad” pero no de una manera literal sino simbólica: Múltiples factores harán de ese, su conflicto, una situación que puede tener asimismo variedad de matices: Sentirá vergüenza de contarlo, sentirá que nadie la entiende, se encontrará retraida con su sufrimiento, Etc.

Segundo Criterio, Contenido del Conflicto: Está relacionado con la valoración subjetiva o sub consiente del conflicto, asimismo, determina la localización del impacto del conflicto en el cerebro y el órgano. Por ser un evento subjetivo, a veces hasta cierto punto abstracto, para la parte terapéutica será más adelante el principal criterio a la hora de analizar el programa biológico en su real dimensión. Aspectos como sensaciones alrededor del conflicto, sabores  alrededor del conflicto, aromas alrededor del conflicto, personas e incluso pensamientos al momento de vivir la situación conflictiva, serán determinantes a la hora de visualizar uno o varios impactos en el organismo a partir de UNA SOLA SITUACIÓN CONFLICTIVA. Un mismo evento puede ser valorado por dos personas de manera absolutamente distinta: Uno podría desarrollar una úlcera de arterias coronarias, mientras la otra persona un cáncer hepático glandular.

Tercer Criterio, Sincronía en tres niveles: El comportamiento biológico de cada conflicto seguirá un decurso más o menos homogéneo en todos los casos. Desde el momento mismo del impacto, hasta la solución definitiva del conflicto y la posterior reparación del órgano afectado, será sincrónica o paralelamente igual en la psique, el cerebro  y el órgano del ser, esto quiere decir que los síntomas mostrarán un comportamiento exacto (de acuerdo a la naturaleza del impacto) y reproducible en cada programa biológico. Esto es de suma trascendencia ya que nos permitirá realizar convenientemente, las diversas acciones y procedimientos terapéuticos para cada “Enfermedad” –SBS de ahora en adelante- e incluso poder hacer “verdaderas predicciones”. Convenientemente utilizado, esto libera del pánico al paciente y ofrece una guía fundamental al terapeuta, ya que nos indica cuando resolver o no un conflicto, o que cuidado tener o que medicamento o sustancia prescribir o recomendar a un paciente, siempre y cuando la misma tenga en todos los casos, un sentido biológico.

La Cronobiología y los ritmos biológicos

La cronobiología   es una disciplina  de  la  fisiología  que  estudia los ritmos biológicos, incidiendo tanto en su origen como en sus características y  sus implicaciones.  Posee  especial interés en en-docrinologíaneurociencia y ciencia del sueño.

Estudia la organización  temporal de los  seres  vivos,  sus  alteraciones  y  los  mecanismos que la regulan.  En   términos prácticos, la cronobiología se ocupa de estudiar los mecanismos por los que se producen los  ritmos biológicos y sus aplicaciones en biología y medicina. En términos generales la cronobiología es la ciencia que estudia los procesos biológicos que siguen unas secuencias temporales previsibles, y centra su  estudio  en  los ritmos biológicos y en los relojes biológicos que generan dichos ritmos. Diversos textos consideran  que la  cronobiología científica nace como ciencia en 1729, cuando el físico  francés  Jean Jacques  d’Ortous de Mairan observó que una planta abría sus  hojas  durante  el  día  y  las  cerraba  durante  la  noche.  Parecía  claro  que  la  planta podría reaccionar  a  la  luz con  algún  tipo de  movimiento reflejo, pero  de  Mairan  tuvo  la ocurrencia de encerrar  la  planta  en  un armario oscuro. Entonces comprobó que sin ningún estímulo lumínico la planta continuaba abriendo y cerrando sus hojas segun fuera de día o de noche. Muchos años después se demostró  que  la  planta  poseía un reloj biológico endógeno que le permitía reconocer las noches independientemente de la ausencia de luz solar. Actualmente se sabe que la práctica   totalidad de  especies  vivas, y  también  los seres humanos, poseen relojes biológicos que marcan sus propios ritmos y que son los responsables de los ritmos biológicos.

2-Segunda ley biológica: Ley Bifásica de todos los programas biológicos –si hay solución de conflicto.

Para que un conflicto tenga carácter “Biológico” tiene que interrumpir intempestivamente cualquiera de los  tres  principales  mandatos biológicos: La tuba digestiva por un conflicto de alimento, la tuba esquelética, muscular y dérmica por un conflicto que no permite protegernos o sostenernos, la tuba de la piel y los sentidos por un conflicto de falta de contacto y comunicación.

La bifasidad está constituida por dos grandes entidades:

2.1-Fase activa de conflicto: 

Un  conflicto biológico en  primera  instancia  afecta  el reloj biológico de cada especie, y alcanza el sistema  nervioso  autónomo  provocando  una  alteración  en  el mismo. La eutonía o ritmo normal día/noche se ve trastocado ya que el individuo necesita toda la energía disponible para resolver su problema o conflicto. Entonces este ser entra en estado  “simpaticotónico” permanente, los músculos, glándulas y vasos sanguíneos  acrecientan  su  actividad  provocando  el  aumento de diversas secreciones en el organismo. Asimismo la persona pierde el apetito, duerme poco y constantemente piensa en cómo resolver la situación conflictiva, presenta además síntomas vegetativos caracte-rísticos como extremidades frías y pálidas -por la vasoconstricción-, alteraciones hormonales –exceso de tiroxina y cortisol en el torrente sanguíneo-, nauseas, hipoglucemia, Etc.

2.2-Fase de conflicto resuelto:

A-Etapa exudativa: Una vez que se resuelve el conflicto –Conflictolisis  por Conflicto:Suceso inesperado, Lisis: Final- este individuo entra en una primera fase  “vagotónica” o “parasimpaticotónica” ya que el organismo ingresa a un estado de reparación absoluta y para tal fin, el sistema parasimpático, a modo de “freno biológico” pone al organismo en estado   de  hipofunción.    Esta persona presenta ahora síntomas opuestos: Tiene apetito, duerme   todo el día, se encuentra mentalmente tranquilo. Generalmente los microbios –que veremos con mayor  profundidad al analizar la cuarta ley biológica- hacen   o  actúan  en esta etapa, por lo que se puede visualizar diversos tipos de infecciones,  así  como   el  aumento  de  la  temperatura  corporal. También se puede apreciar  una edematización  en  las  zonas  donde  impactó  el  conflicto  (H.H en el cerebro y en el órgano). Asimismo se visualizan extremidades calientes o tibias –Por la vasodilatación- y  todos los valores hormonales vuelven a su estado natural, no sin antes atravesar un suceso que dependiendo de la naturaleza, duración e intensidad de conflicto, será o bien imperceptible o bien agudamente intenso: La “Epicrisis” o “Crisis Epileptoide”. Concluida esta crisis curativa, el  organismo atraviesa  por un periodo de curación definitiva.

Las “recaídas conflictivas” son frecuentes en esta etapa, por lo que el terapeuta, paciente y entorno deben estar atentos a ciertas medidas o cuidados que en el módulo referido a  la Terapia  de la CCG serán tratados con mayor amplitud.

B-La “Epicrisis” es un proceso natural basado en millones de años de evolución, es una especie de “truco de la naturaleza” que tiene doble función: Una  recapitulación  intensa a tres niveles del con-flicto, con el objetivo de que quede impregnada en la memoria celular y biológica  todos los detalles concernientes  al conflicto –una  especie  de  advertencia  posterior  ante  una  situación  conflictiva similar-, y  por  otro  lado, tiene  el  objetivo  orgánico  de “drenar” el “H.H.” –Foco de Hamer- intra y perifocalmente.  La  epicrisis  puede  durar  segundos,  minutos u horas ya que su duración está en concordancia con la capa embrionaria afectada. Durante este periodo el  sistema nervioso  autóno-mo activa nuevamente la “simpaticotonía”, presentando el individuo síntomas propios de la fase activa de conflicto –manos y pies fríos, pánico, nauseas, palidez, Etc.-

La  epicrisis  sería  entonces  la  “terapia”  de  la  naturaleza, que fuerza al organismo a recuperar la eutonía que antecedió al conflicto.

C- Etapa  cicatrizal :  Inmediatamente después de concluida la epicrisis, el organismo entra nueva-mente en etapa vagotónica, con la diferencia que los  síntomas son  menos intensos y  mucho más tolerables  que  la  anterior  etapa  conflictiva.  El  HH  en  el  cerebro y el órgano es completamente reparado –si no hay recaída conflictiva, algo un poco difícil aquí- hasta recuperar la normalidad. Una   dieta  balanceada  y  rica  en   proteínas es aconsejable durante este proceso biológico.

Este proceso natural –siempre y cuando haya solución de conflicto- puede ser medido a  través de un diagrama cartesiano formado por accisas y ordenadas, este   diagrama nos permite  estudiar el conflicto biológico de una manera científica y coherente.

A todo este proceso también se le denomina   “Masa Conflictual”, cuando el   conflicto  es de poca intensidad y corta duración, la  masa de conflicto será pequeña. Si por el  contrario  el conflicto fue de larga duración y asimismo intenso, vemos que la masa conflictual es grande.

El Origen del Cáncer, antecedentes

Antonio Tagliati

Otto  Warburg,  galardonado  con  el premio nobel por su trabajo relacionado al “Modo de acción y    naturaleza de la   enzima   respiratoria” y  Robert F. Furchgott y  Louis Ignarro,   también   galardonados  científicos  que  estudian  las  propiedades del óxido nítrico, hacen   grandes aportes a   la ciencia explicando de una forma coherente las verdaderas causas del cáncer.
Otto Warburg descubre que la  célula tumoral tiene mitocondria cerrada, un orgánulo al  interior de la   célula por   lo tanto,  la energía de  la célula  baja de 38  unidades energéticas a 2,  y que  este déficit se regula, aumentando el   nivel energético de la misma. Por lo tanto, matar una célula cancerosa no tiene ningún sentido.
El descubrimiento de este   premio nobel   fue ignorado por la comunidad   científica. Posteriormente  en    una reunión  de  científicos  premiados  con  este  galardón,  hace  notar  su inconformidad  respecto  a  la dirección  que  estaba siguiendo la investigación relacionada con el cáncer que como  sabemos, es  la enfermedad –a pesar  de todos los estudios- más desconocida (en su origen) por la ciencias médicas y biológicas.

Sin embargo, Fritz Popp, que sí  mantiene la línea de  investigación de  Otto Warburg relacionada  con  niveles  energéticos  y  frecuencias  de  luz  en  las  células, en  un congreso de Cáncer en el año 2002  en  Heidelberg  (Alemania)   menciona  que  todas las enfermedades, derivaban  de  un  déficit  de  energía, multiplicado  por el tiempo  en que ese déficit se mantenía.

De esta apreciación,  se  deducía  que  la  cura  tendría  que  estar enfocada en cómo implementar nuevamente, esa energía a la célula.

Según Fritz Popp, para que la energía  nuevamente  vuelva a la célula en cantidades normales, se necesita ser  transparente  con  la  naturaleza, es decir,  que  cada  célula  del  cuerpo  tiene   que recibir por lo menos, la misma cantidad de energía que recibiría si estuviera libre en el aire.
¿Cómo se hace esto?  ¿Cuál es la parte del  cuerpo  que  transporta   la  energía  de afuera  hacia  adentro  y hasta la última célula ?  es  el  Corazón,  el  corazón   respira,  no   son   los  pulmones.

El  corazón  respira  a   través  de los  pulmones. El   corazón envía la sangre recibida a los pulmo-nes, vuelve nuevamente al corazón, (al ventrículo izquierdo) y la manda otra vez al cuerpo y  des-pués nuevamente la manda a los pulmones. Es el corazón el que recibe la energía y la manda a la célula. (Más información en el módulo “la terapia de la CCG”)

 El origen de la vida

¿Qué es la energía, qué es la célula? ¿Cómo estamos hechos?
Nosotros   somos  el resultado   de fuerzas eléctricas,  existe un universo  eléctrico. El VACIO no es vacío. Las estrellas no hacen las luces es al  contrario, la luz hace las estrellas. Se llama Luz a todo lo  que  es  energía,  la  luz  para  nosotros  es  la  luz  visible, del  espectro de luz que existe, de 20 centímetros, nosotros podemos visualizar sólo 5mm. Existe un espectro  muy amplio más  allá de lo que el ser humano puede visualizar -que abarca del rojo al violeta-, más allá de esos límites existen las gamas del infra rojo al ultra  violeta. El universo no es vacío pues  existe el plasma, formado por partículas  de  electrones  y  protones  libres,  no  organizados  en  átomos. Estos forman  trenzas, organizadas en un flujo de luz –que tiene la forma de una estructura, que se puede  comparar a la Torre Eiffel- por todo el cosmos. Este   fenómeno ya ha sido  fotografiado por el satélite CXC. Esta red se  encuentra  por  todo  el  universo  y  uno   puede  ver  este  flujo  de  electrones   y protones libres, que cuando  se  entrecruzan, se  hace  un  remolino  y en el remolino un electrón comienza a dar vuelta alrededor  de  un  protón, ¿y  qué  es  un  electrón  y  un  protón ? : HIDRÓGENO, y ahí nacen las estrellas. Y las estrellas se van fundiendo, el hidrógeno se funde en helio (2 electrones, 2 protones) y tres, cuatro, cinco… hasta crear todos los elementos de la tabla periódica. Las estrellas empiezan a  emitir  ondas  espiraladas  a  la  derecha, como  lo  explicaba  Marconi –el inventor de la radio- y Pierluigi Ighina, discípulo de Marconi que continuó su investigación.

Marconi decía:   Cada  estrella  emite  una  onda  espiralada  a la derecha, que cuando rebota en el núcleo de los planetas, vuelve a la izquierda. Del 1 se crea el 2, que es el reflejo del espejo.

Entonces las estrellas producen materia y ellas  mismas, producen  los planetas. Cuando el flujo de derecha e izquierda se encuentra, según Ighina, nace el átomo magnético punzante, origen de toda la materia. Donde el 1 y el 2 se encuentran, o  como  dicen los orientales, cuando el cielo y tierra se encuentran, nace el tres, el hijo: todas las formas vivientes, bacterias, flora, animales, Etc.

Entonces tenemos esta red eléctrica que produce  los  planetas,  luz   que  crea planetas, no es ne-cesario estudiar las galaxias pues en una chispa puedes crear  galaxias, asimismo, es más sencillo entender la energía que entender la materia, pues   entendiendo la energía uno sabe cómo se llega a organizar la materia.

La red  en  los  seres  humanos  la  podemos evidenciar en las células, esta es idéntica a la que  se  da  en el  espacio, es  un  microcosmos, en  el  cruce de los  espacios tenemos a los planetas  y las estrellas, y   en  la  célula  el  cruce de  los  espacios   forman   los   ribosomas   que  producen   las  proteínas,  y  las  fibras   que  interconectan   las  mismas  son   fibra  óptica,  por  donde   recorren  los  fotones, que   organizan  todo  el  funcionamiento  celular.  Si  se  enfría  la célula –a partir de 4 grados- la  misma  se  vuelve esférica  y  la  red   se  transforma  en una  serie de  muñones y si  se caliente vuelve a ser una red, si aplico antibióticos esas  células se   lesionan, quito el antibiótico se forman otra vez.
Los  antiguos   habitantes de Norteamérica decían que  la “Gran Araña”  tenía  que  construir, antes  que  el universo,  la tela de araña que   los  sostendría. Y ellos  lo   veían  pues   el Peyotl aumenta  la   sensibilidad  de  ver  más  allá  del  espectro  convencional,  en   la  escala  del ultravioleta, por ello podían visualizar como era la cosa más allá.

Todos  los  planetas  tienen  su  energía  espiral  que  interactúa con  los demás  planetas, esa  red  forma  intersecciones   que  se  mueven  en  todos  los  sentidos. La denomina  “Fibra Trabecular”, que es el cruce de estos millones de espirales.

La poca energía que hace su ingreso a la tierra con  el viento solar –  por acción del campo magnético terrestre  que  lo  protege  e  impide  que  esta energía, en grandes  cantidades, pueda destruir a la tierra- en este caso  del sol,  lo  hace  a través de los   polos, el fenómeno de la  “aurora boreal” es un indicador  de ello. El principio  de la vida  en la  tierra  se debe a la atmosfera  y ionósfera que son las capas que envuelve a la tierra y  ralentizan  la  energía del sol, que llega a la tierra como un aliento vital constante. La   energía entra en puntitos pues la misma no viaja en línea recta, viaja en paquetes cuánticos, son como “perlas” de energía son “latidos” que  originan  en  la tierra todos  los fenómenos.  Cuando esta   energía entra en contacto con el mar se genera el vapor de agua (agua destilada)  y  la  lluvia. Esta  repetición  origina a su vez la vida en el planeta, pero siempre en contacto con el mar, en el mar están todos  los  elementos  químicos,  el  mar  es tierra  disuelta  pues  por  millones de años ha recogido el agua de los ríos que arrastra tierra al mar.

Cuando  un  flujo  y  un  sistema  se  encuentran  en disolución –la sal que está disuelta- se ponen  en  puntos lo  más  distantes  entre  sí. Cuando  en un sistema en disolución  se añade energía se crea  la  contracción. Cuando pasa un paquete cuántico entre estos dos  elementos las partículas son atraídas y después son soltadas otra vez.  Esto se llama  “pulsación”. Esta  pulsación   electro-magnética  se  transforma  en  pulsación “física”, esto genera movimiento y este movimiento mez-cla todos los elementos en el agua, este movimiento crea los “óxidos” -ejemplo, el   óxido de silicio es “Cuarzo”-. Esta corriente que entra al cristal se hace constante, por ello  la  vibración  que emite el cristal  es  permanente, constante  (cuando  un  cristal  resuena,  27,000  moléculas de agua  se ponen  en  esfera  concéntrica  haciendo  como  caja de resonancia), y asimismo, por la fuerza del ensamblaje, se van creando los primeros aminoácidos,  las  primeras proteínas,  los primeros ADN y, sistematizándose alrededor del campo electromagnético  de  vibración  del  cristal, se van creando membranas, se  van  juntando las proteínas  con  enlaces   electromagnéticos  y  se  crea    una membrana, y nacen las primeras BACTERIAS.

Una bacteria está constituida por un filamento de ADN libre dentro, no existe núcleo porque no hay radicales libres, respira  hidrógeno porque no hay oxígeno, entonces el ADN no está protegido por un núcleo. En cierto punto de la evolución  la atmósfera de los planetas  están constituidas por una atmósfera  de  hidrógeno  y organismos   unicelulares –porque  el hidrógeno   no   permite  mucho  desarrollo  energético – entonces  las bacterias   tienen un  nivel  energético  de  2  unidades y  se replican, sencillamente  por  división  celular. Y en  todo ese tiempo,  en  2500 millones de años  se forman miles y miles de tipos distintos de  bacterias, que respiran cualquier  sustancia  química que  puede absorber electrones. En cierto punto la atmósfera es hidrógeno, metano, amoniaco.

No  hay  oxígeno,  lo  que está  presente  son  las  esferas de hidrógeno. La fermentación de la glucosa  es: Glucosa x (por)  fermentación de hidrógeno igual a DOS UNIDADES ENERGÉTICAS.

Cuando la  vida  se  desarrolla  en  el  mar, sobre  el  mar  en  realidad, para  que el contacto con el hidrógeno genere  fermentación, hasta cierto punto, hay bacterias en  zona de  pantanos  con agua estancada donde la situación es más estable y existe un flujo constante de rayos UV  del sol, logra cogerse  el  hidrógeno  del  agua  y   no  del  aire, de  manera  que  hay un gran salto biológico, de pocos centímetros hasta 50 metros de profundidad. Hay un enorme salto energético.  Estas  bacte-rias  que  absorben hidrógeno del agua comienzan a absorber oxígeno,  y aparece por primera vez, el oxígeno libre en la tierra. Aún  hoy el oxígeno en  la  tierra lo  producen   los microbios en el mar, absorbiendo hidrógeno. No  son  los  árboles, los mismos lo  producen en el día y lo consumen  en  la  noche  con una  ligera  ventaja a favor del oxígeno. Hay  bacterias   que se esconden bajo tierra para no respirar oxígeno, como la del tétanos –anaerobia-   u  otras  que  producen membranas re-sistentes al oxígeno, pero viven siempre respirando hidrógeno.  De  la  glucosa    se  producen dos  unidades   energéticas,  producen  dos   moléculas  de  ATP (lactato).  Pero  hay  otros  que empie- zan  a respirar  oxígeno,  y  son  las famosas  mitocondrias,  o  protomitocondrias  y  producen   36  unidades  energéticas   con    el  desecho  del  lactato.  Entonces  estas  células  se  alimentarán y vivirán   alrededor  de las  células  que  producen lactato. Poco a poco estas  células van  intercam-biando metabolismo, se vuelven simbiontes, y en algún momento van a producir juntas 38 unidades energéticas.   Esta operación da la posibilidad de crear SERES MULTICELULARES. Pero lo hacen a través de los radicales  de  oxígeno,  los radicales de oxígeno pueden romper   el ADN. Entonces, el ADN esparcido de ambas células, se   protegen por un  núcleo, y  entonces, nace  la  célula con núcleo. La célula de la vida en el planeta, a 38 unidades energéticas. Esta  célula  animal y  vegetal tiene mitocondrias y cloroplastos. Prácticamente ambas células son lo mismo.

Esta  simbiosis  necesita   un núcleo para proteger el ADN. La mitocondria también cede su ADN al  núcleo para   que    sean  protegidos y   se quedan  solamente con  los trocitos de ADN necesarios  para  su  duplicación, y  ella  tiene  una  duplicación  interior  a la célula   independientemente de la duplicación celular.

Estas  son  las  famosas  mitocondrias  que  Otto Warburg  notó que  estaban  cerradas en la célula tumoral.
Una célula normal  produce mucho ATP y pocos radicales libres, en el espacio celular hay glutatión  (azufre) que  sirve  para  absorber  los  eventuales  radicales  libres  que  puedan escaparse, tiene  una  relación  de 400  a 1 respecto a la cantidad de azufre de tal manera que  puede  absorber  los  eventuales  radicales  libres que puedan escaparse  (y hacen de cojinetes), todo eso está regulado por fotones.

Desde ese momento hasta que nuestros antepasados se agruparon en el taxón monofilético  -en los seres humanos es el del orden “Mammalia” que nos emparenta con todos los mamíferos conocidos- podemos hacer múltiples deducciones. La más impactante la encontraremos cuando nos refiramos a lo que se conoce actualmente como “Cáncer de mama” que nos permitirá entender que entre nosotros los mamíferos –y todas las especies conocidas en el planeta- existen más cosas en común de lo que habíamos pensado.

3-Tercera Ley Biológica: El sistema ontogenético de los programas biológicos

Por la ciencia de la  Embriología  sabemos que dentro de los primeros 17 días del periodo embrionario, se desarrollan tres capas germinales a partir de las cuales  se originan   todos los órganos y tejidos del cuerpo.Las tres capas germinales son endodermo, mesodermo, y ectodermo.

Durante el desarrollo embrionario, el feto que está creciendo pasa a una velocidad muy  acelerada por todas las etapas de la evolución desde un organismo unicelular hasta un ser humano completo (el desarrollo ontogenético reproduce el desarrollo filogenético).

.La mayoría de  nuestros  órganos,  particularmente el  colon, son  derivados  a partir  de una de las tres   hojas  germinales. Otros como  el corazón, el hígado, el páncreas o la vejiga, están  formados de diferentes tejidos  que  son derivados  de  diferentes  hojas  germinales. Éstos tejidos, los cuales emergieron  en  el  tiempo  por  razones  funcionales y adaptativas, son considerados como un solo órgano, aún  cuando  a  menudo  tienen  sus centros de control en áreas muy diferentes y distantes del cerebro. Por otro lado, existen órganos que se encuentran distantes y  separados en el  cuerpo, como por ejemplo el recto, la laringe y las venas coronarias que sin embargo están controlados por áreas cerebrales que se encuentran muy cerca entre sí.

3.1 EL ENDODERMO (Hoja Germinal Interna)

El endodermo es la hoja germinal que se desarrolló primero durante el curso de la evolución. Es por esto que es la hoja germinal que forma los órganos “más antiguos” durante la primera y más temprana parte del periodo embrionario

Órganos y tejidos que derivan del endodermo son:

  • Boca y Faringe (submucosa)

  • Parénquima del Hígado

  • Glándula Hipófisis (Pituitaria)

  • Páncreas

  • Glándulas Lacrimales

  • Intestino Delgado

  • Iris y Coroides

  • Colon

  • Oído Medio

  • Recto (submucosa)

  • Tubas Auditivas (de Eustaquio)

  • Vejiga (submucosa)

  • Glándulas Tiroides y Paratiroides

  • Próstata

  • Alveolos Pulmonares y Células en Cálice

  • Útero y Tubas Uterinas (de Falopio)

  • Esógafos (tercio inferior)

  • Túbulos Colectores del Riñón

  • Estómago y Duodeno

Todos los órganos y tejidos que se originan del   endodermo están formados por células adeno, por lo cual los cánceres de estos órganos son llamados “adeno carcinomas”.

Los órganos y tejidos  derivados  de  la  hoja  germinal  más antigua son controlados desde la parte más antigua  del cerebro, que  es el  TRONCO CEREBRAL, y consecuentemente se correlacionan con los conflictos biológicos más antiguos.

CONFLICTOS BIOLÓGICOS:

Los  conflictos  biológicos  ligados  a  los  tejidos  endodérmicos  se  relacionan  con  la  respiración (pulmones), la alimentación (órganos del canal alimentario), y reproducción (próstata y útero).

El mandato es “Alimentación” y subsistencia de la especie.

Los órganos y tejidos del  canal alimentario– desde la boca hasta el recto – están ligados biológica-mente a “CONFLICTOS DE BOCADO”   (haciendo  alusión  al  verdadero  bocado  de  comida). La “inhabilidad  de atrapar  un   bocado”  se  correlaciona   a   la  boca  y   la  faringe    (incluyendo   el paladar,  amígdalas, glándulas  salivales, naso  faringe y  glándulas tiroides); el “conflicto de no ser capaz de tragar un bocado” se relaciona al esófago (tercio inferior); los conflictos de   “no ser capaz de  absorber  o  digerir  un  bocado” están  ligados  a  los  órganos   digestivos, como el  estómago (excepto la curvatura menor),  el intestino delgado, el  colon, el  recto así  como  el hígado y el páncreas.

Los animales experimentan estos “conflictos de bocado” en términos reales, por ejemplo, cuando no pueden encontrar comida, o cuando se atora un pedazo de comida o hueso en el intestino.

Debido  a  que nosotros, los seres  humanos, somos capaces de interactuar con el mundo de forma figurativa a  través del lenguaje y  los  símbolos, podemos experimentar también tales “conflictos de bocado” en un sentido figurado. Un bocado figurativo puede traducir un contrato o una persona que no  podemos  “atrapar”, una  crítica  ofensiva  que  no  podemos “digerir”, “bocados”  que queremos poseer, “bocados” que fueron arrebatados de nosotros, ó “bocados” de los cuales  no nos podemos deshacer.

Los pulmones, más específicamente los alvéolos pulmonares que  procesan el oxígeno, están ligados a un “conflicto de miedo a morir”, disparado por una situación que amenaza la vida.

Las células en cáliz en los bronquios se correlacionan con un “miedo a sofocarse”.

El oído medio  se  relaciona  a   conflictos  auditivos (el “bocado de sonido”). El conflicto de “no ser capaz de atrapar un  bocado  auditivo”, por ejemplo, no escuchar  la  voz de  mamá, afecta  el oído derecho, mientras que el   conflicto  de “no ser  capaz de  deshacerse de un bocado auditivo” en el caso de un inesperado, intenso y molesto ruido, afecta el oído izquierdo. Una actividad de conflicto intensa da como resultado una “infección” del oído medio durante la fase de curación.

Los túbulos colectores del riñón, que forman el tejido más antiguo de los riñones corresponden a conflictos biológicos que se relacionan atrás con la época en que nuestros ancestros distantes todavía vivían en el océano y que el ser lanzados a la orilla representaba una grave situación que amenazaba su vida.

Nosotros los humanos podemos sufrir tal DHS de “pez fuera del agua” como un “conflicto de quedar abandonado” (sentirse aislado, excluido y dejado atrás), como un “conflicto de refugiado ” (teniendo que dejar nuestra casa), como un “conflicto de  existencia” (nuestra vida está en juego), o  como un”conflicto de hospitalización”.

El útero y las tubas uterinas así  también  como la glándula prostática, están ligados a “conflictos de procreación ” y ” conflictos feos con el sexo opuesto”.

Respecto a los tejidos controlados por el tronco cerebral, ¡la lateralidad no es importante! Por lo que por ejemplo,  si una  mujer diestra  sufre  un “conflicto  de   abandono”, el conflicto  impacta arbitrariamente en el sitio de relevo de los túbulos colectores del l riñón derecho o del izquierdo  (independientemente de si el conflicto fue en relación a un hijo o a una pareja).

RELACIÓN CEREBRO-ÓRGANO-HOJA GERMINAL:

Todos  los  órganos y tejidos que  derivan  del  endodermo  generan  proliferación celular durante la fase de conflicto activo. Por lo  tanto, los  cánceres de  la boca así como también los de esófago, el estómago, duodeno , hígado, páncreas,  colon y recto, vejiga,  riñón, pulmón, útero, o  próstata, son todos controlados desde el tallo cerebral y son producidos por sus   correspondientes conflictos biológicos. Con la solución del conflicto, dichos tumores dejan de crecer inmediatamente.

En la  fase  de  curación, las  células adicionales  (el “tumor”) que  sirvieron a un propósito biológico durante  la fase  de  conflicto activo, son degradadas  con  la  ayuda  de   microbios especializados

hongos y mico-bacterias. Si los microbios   relacionados con el tejido no se encuentran disponibles posiblemente por un uso excesivo de antibióticos, el  tumor  permanece  en su lugar y se encapsula sin presentar  mayor  división  celular. El  proceso  natural de curación típicamente se presenta con

aumento de volumen (edema), inflamación, producción  de  pus o descarga  tuberculosa  potencial-mente mezclada con sangre) , sudores nocturnos, fiebre y dolor. Aquí también encontramos condi- ciones  como  la  enfermedad de Crohn  y la Colitis Ulcerativa así también como ” infecciones” por hongos, como la candidiasis . La  condición  solo  se  vuelve “crónica”, si el proceso de curación es interrumpido continuamente por recaídas de conflicto.

3.2 EL MESODERMO (Hoja Germinal Intermedia) se divide en un grupo antiguo y uno más joven

El  mesodermo  del  cerebro  antiguo  se  controla desde el  cerebelo , que es parte del CEREBRO ANTIGUO (tronco cerebral y cerebelo). El  mesodermo  del  cerebro  nuevo  se  controla  desde la sustancia blanca , la cual pertenece ya al CEREBRO NUEVO.

.MESODERMO ANTIGUO

Los órganos y tejidos que derivan del mesodermo del cerebro antiguo son:

  • Corium de la piel (piel profunda)

  • Pleura (cubierta de los pulmones)

  • Peritoneo (cubierta de la cavidad abdominal y de los órganos abdominales)

  • Pericardio (piel que cubre al corazón)

  • Glándulas mamarias (glándulas productoras de leche)

Todos los  órganos  y  tejidos  que  se  originan a partir  del mesodermo del cerebro antiguo están formados de células tipo adeno, razón por la cual los cánceres de éstos órganos son llamados también “adenocarcinomas”.

Los   órganos  y  tejidos  derivados  del  mesodermo  del  cerebro  antiguo son controlados desde el Cerebelo (parte del Cerebro Antiguo). Los conflictos biológicos se relacionan con la función respec-tiva del órgano.

CONFLICTOS BIOLÓGICOS:

Los conflictos biológicos ligados a los tejidos del mesodermo del cerebro antiguo se relacionan con “conflictos de  ataque”  (primeras pieles)  y  con “conflictos  de preocupación en el nido” (glándulas mamarias).

Los “Conflictos de Ataque ” pueden ser experimentados de forma literal o de forma figurativa.

Por  ejemplo,  un “ataque  contra  la  piel” (corium  de  la  piel  o  dermis) puede  disparado  por  un ataque físico, un ataque verbal o un ataque contra nuestra   integridad. El corium ó dermis también responde al conflicto biológico de “sentirse mancha do” por entrar en contacto con algo sucio,   repelente  o  desagradable. Aquí  vemos, por  ejemplo, “infecciones”  por hongos  durante la fase de curación involucrando a los dedos del pie (pie de atleta o tiña podal).

Las glándulas mamarias , sinónimo de cuidado y  nutrición responden a un “conflicto de preocupa-ción  en  el nido ”. Con  el  desarrollo de los mamíferos, las glándulas mamarias se desarrollaron a partir del corium de la piel, razón por la cual su centro de control cerebral (relevo) se encuentra en la misma parte del cerebro, a saber, el cerebelo.

Respecto a los órganos y tejidos controlados por el cerebelo, existe una correlación cruzada desde el cerebro hacia el órgano. La regla de la lateralidad tiene que ser tomada en cuenta. Si,  por ejem-plo, una   mujer diestra  sufre  un  “conflicto  de preocupación en el nido” en relación a su hijo(a) el conflicto  impacta  en  el hemisferio  derecho  del cerebelo, produciendo el desarrollo de un cáncer glandular mamario en su mama izquierda durante la fase de conflicto activo.

RELACIÓN CEREBRO-ÓRGANO-HOJA GERMINAL:

Todos los órganos y tejidos que derivan del mesodermo del cerebro antiguo generan proliferación celular durante  la  fase  de  conflicto  activo . Por  lo  tanto,  los cánceres  del  corium  de  la  piel (melanoma), el cáncer glandular de  mama , o los tumores del peritoneo , pleura y pericardio (los llamados mesoteliomas ), son controlados desde el cerebelo y son producidos por sus correspondientes conflictos biológicos. Con la solución del conflicto, los tumores dejan de crecer inmediatamente.

En  la   fase  de curación, las  células  adicionales  (el “tumor”) que  sirvió a un propósito biológico durante  la  fase  activa  del  conflicto, son  degradadas  con la ayuda de microbios especializados (hongos y micobacterias). El proceso natural de curación está típicamente acompañado de aumento de  volumen (edema) , inflamación, producción  de pus  o descarga tuberculosa (potencialmente mezclada con sangre),  sudores  nocturnos,  fiebre y dolor (“infecciones”). Si los microbios relacio-nados con el tejido no se encuentran disponibles posiblemente por un uso excesivo de antibióticos, el tumor permanece en su lugar y se encapsula sin presentar mayor división celular.

MESODERMO DEL CEREBRO NUEVO

Los órganos y tejidos derivados del mesodermo del cerebro nuevo son:

  • Huesos (incluye dentina del diente)

  • Cartílago

  • Tendones y Ligamentos

  • Tejido conectivo

  • Tejido graso

  • Sistema linfático (vasos y ganglios linfáticos)

  • Vasos sanguíneos (excepto vasos oronarios)

  • Músculos (musculatura estriada)

  • Miocardio (80% de la musculatura cardiaca)

  • Parénquima renal

  • Corteza adrenal

  • Bazo

  • Ovarios

  • Testículos

Todos los órganos y tejidos derivados del mesodermo del cerebro nuevo están  controlados  desde la sustancia blanca, que es la parte que está debajo de la corteza cerebral, y es la parte interior del cerebro. NOTA:  El  tejido  muscular  está  controlado desde la sustancia blanca, mientras que el movimientomuscular está  dirigido  desde  la  corteza  motora. La  musculatura lisa del miocardio (un 20%) así como   también la  del colon  y  el  útero  son controladas  desde  el  mesencéfalo, que es parte del tronco cerebral.

CONFLICTOS BIOLÓGICOS:

Los conflictos biológicos ligados a los tejidos del mesodermo del cerebro nuevo están relacionados predominantemente  con  “conflictos de auto devaluación”. Un  “conflicto  de  auto  devaluación”  se refiere a una pérdida de la autoestima o de la valía por uno mismo.

Que el conflicto de auto devaluación (CAD) involucre a los huesos , a los músculos , al cartílago, a los tendones, a los ligamentos, al tejido conectivo, al tejido graso, a los vasos sanguíneos, o   a los nódulos linfáticos, está determinado por la intensidad del conflicto (un CAD severo afecta huesos o articulaciones; un CAD menos intenso afecta los nódulos linfáticos o los músculos; un CAD  menor afecta a los tendones).

La  localización  exacta  de  los  síntomas  (artritis, atrofia muscular, o tendinitis) está  determinada por la naturaleza exacta del conflicto de auto devaluación. Un “conflicto de destreza”, experimentado por ejemplo, con la falla al realizar  una tarea manual tal como escribir a máquina o un trabajo manual de precisión, afecta la mano y los dedos; por ejemplo, un “conflicto de auto devaluación intelectual “, disparado  por  haber  fallado  en  un  examen, o por haber sido criticado por alguien involucran al cuello.

Los ovarios y testículos  son  ligados biológicamente  a  un “conflicto de pérdida profunda” – la pérdida inesperada de un ser amado, incluyendo a una mascota-. Incluso un miedo a tal tipo de   pérdida puede disparar el inicio del SBS.

El  parénquima renal está asociado a un “conflicto  de agua o de fluido” (por ejemplo, experiencia  por  haber  estado  cerca  de  ahogarse); la  corteza  adrenal está ligada al conflicto de “haber ido en la dirección equivocada”, por ejemplo al haber tomado una mala decisión.

El bazo se  relaciona con un “conflicto de sangrado o de herida (un sangrado intenso o  en  un sentido transpuesto, un resultado inesperado de un examen de sangre).

El miocardio (músculo cardiaco) se relaciona con el “conflicto de ser  completamente rebasado por una situación” (abrumado).

En  lo  que  respecta  a  los  órganos  y  tejidos  controlados desde la sustancia blanca, existe una correlación cruzada desde el cerebro hacia el órgano. La  regla de lateralidad tiene que ser tomada en cuenta. Si por ejemplo, una mujer diestra  sufre un “conflicto  de   pérdida” por su pareja, el conflicto impacta en el hemisferio  izquierdo  de la sustancia  blanca, produciendo el  desarrollo de una necrosis   del    ovario derecho durante  la fase activa de  conflicto. Si ella fuera zurda, esto sería al revés.

RELACIÓN CEREBRO-ÓRGANO-HOJA GERMINAL:

En el   cerebro  Nuevo  tenemos  una  nueva situación. Todos los órganos y tejidos que se originan desde el mesodermo  del cerebro nuevo, durante la fase de  conflicto activo  producen  pérdida  de tejido como vemos por ejemplo  en la  osteoporosis , el  cáncer   de hueso, la atrofia muscular , o la necrosis del  bazo, ovarios, testículos, o tejido del  parénquima  renal, causado  por  sus correspondientes conflictos biológicos. Con  la  resolución  del  conflicto, el  proceso de degradación del tejido desaparece inmediatamente.

Durante  la  fase  de curación, el tejido perdido  es  reparado  a  través  de  la  proliferación  celular, idealmente con la ayuda de bacterias  relacionadas con el tejido. El proceso natural de curación es acompañado típica mente de aumento de volumen (edema), inflamación, fiebre, ” infección” y dolor.

Si los microbios necesarios no están disponibles, la curación  ocurre de todas maneras, pero no en un grado biológicamente óptimo. Los cánceres como el   linfoma (Enfermedad de Hodgkin), cáncer adrenal, tumor de Wilms, osteosarcoma, cáncer  de cáncer de ovario, cáncer testicular, o leucemia, son  todos  de naturaleza curativa  e  indican  que  el conflicto ya se ha resuelto. Aquí encontramos también condiciones como las venas varicosas, la artritis, o el crecimiento del bazo. Cualquier con-dición de curación se vuelve “crónica” si el proceso es interrumpido repetidamente por recaídas del conflicto.

NOTA: El propósito biológico de TODOS los SBS controlados desde la  sustancia blanca lo encontramos al final de la fase de curación.

Después de   completar la  fase de reparación, los  tejidos (huesos o músculos) y órganos (ovarios, testículos y así sucesivamente) son mucho más fuertes que antes, y por lo tanto, están mejor preparados en caso de sufrir un DHS de la misma naturaleza.

3.3 EL ECTODERMO (Hoja Germinal Externa)

 Es la hoja germinal más joven. Los órganos y tejidos que derivan del ectodermo son:

  • Boca (mucosa de la superficie)

  • Faringe y garganta (mucosa de la superficie)

  • Conductos de Glándulas Salivales y Conductos de la Glándula Paratiroides

  • Conductos de Glándulas Lacrimales

  • Párpado

  • Conjuntiva

  • Lente o Cristalino

  • Córnea

  • Retina

  • Cuerpo Vítreo

  • Oído Externo y Canal Auditivo Externo

  • Oído Interno

  • Mucosa Nasal

  • Senos Paranasales

  • Esmalte Dental y Periodonto

  • Conductos Tiroideos

  • Conductos Faríngeos

  • Tráquea

  • Larínge y Cuerdas Vocales

  • Tubos Bronquiales

  • Ductos Mamarios

  • Esófago (dos tercios superiores)

  • Estómago (curvatura menor – Píloro – Bulbo Duodenal

  • Conductos Biliares y Vesícula Biliar

  • Conductos Pancreáticos

  • Células de los Islotes del Páncreas

  • Recto (Mucosa de la superficie) y Ductos Para-anales

  • Pelvis Renal – Uréter – Uretra – Vejiga (Mucosa de la superficie)

  • Cuello Uterino y Vagina

  • Glande del Pene y Clítoris

  • Piel (Epidermis)

  • Periostio

  • Arterias Coronarias

  • Venas Coronarias

  • Aorta y Arco de la Aorta – Arteria Carótida – Arteria Subclavia

Todos los órganos y tejidos que se  originan  a  partir  del  ectodermo  están  formados  por  células epiteliales escamosas  o  planas. Es  por  eso  que  los  cánceres  de  estos  órganos son llamados “carcinomas epiteliales escamosos”.

Todos los órganos y tejidos que se originan a partir del ectodermo (la hoja germinal más joven) están controlados desde la parte del cerebro más nueva del cerebro, la CORTEZA CEREBRAL, y por lo tanto se relacionan con conflictos biológicos más avanzados.

CONFLICTOS BIOLÓGICOS:

 De acuerdo con el desarrollo evolutivo del organismo humano, los  conflictos  biológicos  ligados  a los  tejidos  ectodérmicos   son  de una  naturaleza más avanzada. Los  tejidos  controlados por  la corteza cerebral  se  relacionan con “conflictos  sexuales”(rechazo o frustración sexual), “conflictos de  identidad”  ( no  saber   a  dónde  se  pertenece), o  a  “CONFLICTOS TERRITORIALES”,  por  ejemplo, conflictos de miedo territorial (pánico  o   susto dentro  del territorio) ligados a la laringe y bronquios, conflictos  de  pérdida  de  territorio   (un  miedo a perder el territorio o la actual pérdida del mismo) ligado a los vasos coronarios; conflictos  de  enojo  territorial – ligados al recubrimiento del estómago, conductos  biliares  y  pancreáticos; la inhabilidad  de marcar el territorio (ligado a la pelvis renal, la vejiga, el uréter y la uretra).

Los “conflictos  de  separación”  se  correlacionan  con  la  piel  y el recubrimiento de los conductos Mamarios  y  “conflictos de  audición”  (como el de “¡No  quiero  escuchar esto!”).  Los  programas con sentido biológico  (SBS)  de  todos  estos  conflictos  están controlados exclusivamente desde áreas específicas del cerebro en la CORTEZA SENSORIAL.

La   CORTEZA  POSTSENSORIAL controla  el  periostio  (piel  que  delinea  los  huesos )   que  se relaciona  con   “conflictos  de  separación”,   experimentados   como   particularmente   severos  o “brutales”.

La CORTEZA MOTORA , que controla los movimientos musculares está programada con respuestas biológicas a “conflictos motores”, como el de “no ser capaz de escapar” o “sentirse atrapado”.

El LÓBULO FRONTAL  recibe  ” conflictos  de  miedo  frontal”  (miedo  a  dirigirse  a  una  situación peligrosa) o “conflictos  de   sentirse  impotente”, ligados al recubrimiento de los conductos tiroideos y faríngeos.

LA CORTEZA VISUAL se relaciona con “peligros que amenazan desde atrás”, ligados a la retina  y al cuerpo vítreo de los ojos.

Otros  conflictos  que  se  relacionan  a  la  corteza  cerebral son “conflictos de mal olor” (membrana nasal), “conflictos de morder” (esmalte dental), “conflictos orales” (boca, incluyendo las encías), “conflictos de audición” (oído interno), y “conflictos de disgusto y repulsión” o de “miedo y resistencia” (células de los islotes del páncreas).

Con  órganos  que  son  controlados   desde  la corteza  motora, corteza  (post) sensorial, y corteza visual,  las reglas  de  la  lateralidad  tienen que ser tomadas en cuenta. Si por ejemplo, un hombre zurdo  sufre  un “conflicto de separación”  en  relación a su madre, el conflicto impacta en le hemisferio  izquierdo  de la  corteza  sensorial, causando  un rash cutáneo en el lado derecho del  cuerpo durante la fase de curación.

La  CORTEZA  VISUAL  se  relaciona  con “peligros que amenazan desde atrás”, ligados a la retinay al cuerpo vítreo de los ojos. Otros  conflictos  que  se  relacionan  a  la  corteza  cerebral son “conflictos de mal olor” (membrana nasal), “conflictos de morder” (esmalte dental), “conflictos orales” (boca, incluyendo las encías), “conflictos de audición” (oído interno), y  “conflictos de disgusto y repulsión” o de  “miedo y resistencia” (células de los islotes del páncreas).

Con  los órganos  que  son  controlados  desde la corteza motora, corteza (post) sensorial, y corteza visual, las reglas de la lateralidad tienen que ser tomadas en cuenta. Si por ejemplo, un  hombre zurdo sufre un “conflicto de separación”  en  relación  a  su madre, el conflicto impacta en le hemisferio izquierdo de la corteza sensorial, causando un rash cutáneo en el lado derecho del cuerpo durante la fase de curación.

En   el  LÓBULO TEMPORAL, además  de  la  lateralidad  y  el género (masculino o femenino),  el  estado hormonal,  explícitamente el estado del estrógeno y la testosterona tienen que ser  tomados  en  cuenta.  El estado  hormonal  determina  si el conflicto es experimentado de una forma masculina o femenina, lo que determina si el conflicto impactará el lóbulo temporal del hemisferio derecho o  del  izquierdo. El lóbulo temporal derecho es el “lado de la testosterona o lado masculino”, mientras  que el lado izquierdo es el “lado del estrógeno o lado femenino”. Si el estado hor-monal cambia, como lo hace después de la menopausia, o si el nivel de estrógeno o de testosterona es suprimido a través de medicamentos (anticonceptivos fármacos que disminuyan el estrógeno y la testosterona o quimio), la  identidad  biológica  también  cambia.  Por  lo   tanto, después de  la menopausia,  una  mujer  puede  sufrir  “conflictos masculinos”,  que  se  registran en el hemisferio derecho o “lado masculino” del cerebro, dando como resultado síntomas físicos  distintos a los que se presentan antes de la menopausia.

RELACIÓN CEREBRO-ÓRGANO-HOJA GERMINAL:

Todos  los  órganos  y tejidos  derivados  del  ectodermo  generan  pérdida  de  tejido (ulceración). Durante  la  fase  de  conflicto  activo. Con  la  solución  del  conflicto  el proceso de ulceración se detiene inmediatamente.

En la fase de curación, la  pérdida  de  tejido  que  sirvió a un propósito biológico durante la fase de conflicto activo, es rellenada y reparada a través de  proliferación celular (el que los virus ayuden a la reparación del tejido es una situación altamente cuestionable).

El proceso  natural  de  curación  es  típicamente acompañado por  aumento  de  volumen (edema), Inflamación,   fiebre,   y  dolor.  Las   bacterias  (si  están  disponibles)  ayudan  a  la  formación   de tejido cicatriza dando como resultado síntomas de una “infección bacteriana”, por  ejemplo  una  infección de vejiga.Los  cánceres  como  el  intraductal  de  mama,  el carcinoma bronquial , el cáncer de la laringe , el linfoma  no-Hodgkin, o el  cáncer  del  cuello  uterino, son   todos de  una naturaleza curativa y una indicación de que el conflicto relacionado ha sido resuelto. Aquí también encontramos condiciones como  rashes  cutáneos,  hemorroides,  el  resfriado común, bronquitis, laringitis, ictericia, hepatitis, catarata, o gota.

PÉRDIDA FUNCIONAL

En  lugar de  ulceración,  algunos  órganos  de la corteza  cerebral  controlados  derivados, a saber, los músculos estriados,  el periostio (que cubre los huesos), el  oído  interno,  la  retina  de los ojos, y las  células de los  islotes  del páncreas, exhibir pérdida funcional que cae sobre la fase activa del conflicto, como se ve, por ejemplo, en la hipoglucemia, diabetes, deficiencias visuales y auditivas o parálisis  sensoriales o motoras. Durante la fase de  curación, el  órgano  recupera    la   función normal, siempre que la curación no es interrumpido por recaídas de conflicto.

El sistema básico de Pischinger

Alfred Pischinger:  Este  científico  decía: Tratemos  de entender al cuerpo como está hecho  de  tal  forma  de que pueda ser  posible  enseñarle  a  un  niño  de  como   realmente   están   hechas  las  cosas,   para    que él  no    aprenda   que un   hombrecito   está   con   una   lanza  matando  a  los  microbios,  pues  eso no existe. Nosotros no tenemos ningún orgánulo que distingue los microbios. El sistema inmunitario no existe.
El   pilar  erróneo  de  la  concepción  de  nuestra salud, es  la posible  existencia de  este supuesto “Sistema Inmunitario”.
Si  tenemos  cien  billones  de  células,  y  cada  día  se  renueva un  billón, pero en  el espacio que tenemos entre célula y  célula,  pues  hay  espacios  muy  finos  entre ambas, y tomando en cuenta que  ya  tenemos cien billones de células, tenemos “mil billones de microbios” que viven dentro de nosotros, en nosotros están presentes todos los microbios que hay.

Un sistema coge el nombre de lo que hace, el sistema que hay entre células , en el espacio en que hay entre ambas, viven   linfocitos, macrófagos, células dendríticas, distintos tipos de nervios, capi-lares arteriales que llevan sangre, otros que la sacan, Etc.
¿Cuál es la función de los  linfocitos,  macrófagos y  células  dendríticas? En un  95% la labor es de “Reciclar” el billón de células  que  el  cuerpo  renueva. Cuando el cuerpo produce un billón  de  células,  tiene  que  eliminar  otro  billón.  ¿Y  quién hace ese trabajo? Los macrófagos,   Linfocitos  y  Células   dendrítica.  ¿Y cómo  reconocen   las  células  que  tienen  que  eliminar? Lo hacen por el sonido. Cuando  el campo magnético baja su  potencial, cambia  el sonido  electromagnético y asimismo  activan los linfocitos, los linfocitos envían un mensaje y estas  células  implosionan, se  deshacen  en  pequeñas  estructuras –en apoptosis- y los macrófagos los cogen y reciclan.

Ciertamente  esto  lo hacen también con  los  microbios en un 3 ó 5%,  pero  no  porque los recono-cen,   sino porque también desafinan, como las otras células  listas  para  reciclar. Todo  lo  que de-safina en el cuerpo, SE VA.  No hay microbios   buenos y malos, sino lo que hay es que la cantidad es lo que hace bueno o malo. Bajo esta    concepción, los microbios son buenos para nuestra salud porque  nos  limpian  de  toxinas  y  producen   antioxidantes.  El  mismo  discurso  que vale para la flora intestinal, vale  también  para  toda  la matriz  extra-celular.  El  cuerpo  en  sí  es  mucho  más  complejo  de  lo  que  pensamos, mucho   más  armónico   de   lo  que  pensamos, y  auto-regulado además por una función de sonido electromagnético.

Si  hemos  visto  que  hemos  nacido  en la  superficie de la tierra por la unión de estas dos fuerzas, entonces tenemos  una  relación  electromagnética  directa. La red de fotones  de nuestras  células  fluye  en la misma red del universo, pues esa misma  vibración ha  constituido  nuestras  células,  y  esas  células estarán  sanas hasta  que  la  vibración  que  la construyó siga fluyendo en  nosotros. Todos  estamos  creados  en  cada instante.  Si  hemos  dicho  que todo  empieza por  flujo de protones y electrones  libres  que  se  cruzan  y hacen la  materia, la materia se organiza  en  campos  electro-magnéticos que forman entre otras cosas, las membranas, Etc.
Si  yo  pudiese  desconectarme  de  esta  red que  me ha creado,  desaparecería  en  una  nube  de electrones y protones libres, si  pudiésemos  desconectarnos  de  ese impulso que mantiene juntas todas las células. Los electrones y protones estarían libres otra vez pues ya no habría punto.
La vida es exponerse a la fuente de energía que nos ha  hecho. Cualquier  ser viviente está enrolla-do y se  desenrolla  para  captar  la  energía  del  universo. Dirigiéndose  primero  a la tierra, ya que nuestra  energía  es  la  energía  izquierda  del  espacio, llega  al  núcleo  y luego  sube   en sentido inverso, se consume la semilla y la raíz en  una antena  al revés,  que capta las ondas  electromagnéticas que devuelve la  tierra  que  empuja  la  salida  de  las hojas y después las hojas  se dirigen a la otra fuente de energía que es el sol a la derecha. Nosotros somos un tubo en donde se casa el cielo con la tierra, esa unión de dos espirales que produce la energía que mantiene mis proteínas y que  crea  mis  propias  células. Entonces, es   necesaria  tener una evolución de semilla, germen y  planta  (gusano, capullo, mariposa), los seres animales tenemos  la  misma  metamorfosis  en donde en primer lugar una  persona  vive del  cordón  umbilical  de  la  mamá, que  es la  semilla, salgo y tengo  una  meso  gestación  en  donde  vivo de  la  teta de la madre, con  el  tiempo  crezco,  me enseñan, pero sigo dependiendo de mi madre,  hasta  que  en  algún  momento ya  no  dependo de mi madre, sino  de la tierra, pues  hecho  raíces ahí. Una vez alguien logra  ello ya  no  depende  de su madre física sino de la Madre Tierra.

Según el ejemplo, todos se quedan en capullos y todos se quedan dependiendo del sistema. Estas personas piden a la sociedad algo que nadie se los da, pues sólo los padres pueden dar al hijo lo que este pide, nadie más. Entonces estas personas ENTRAN EN CONFLICTO. Estas personas dependientes tiene poca energía, y el sistema de PISCHINGER empieza a debilitarse. La célula no está recibiendo la energía que debería tener y entonces, cuando la energía que existe fuera de la célula es lo suficientemente alta, la energía al interior también lo es, de tal manera que esta célula tiene la capacidad de estirar las mitocondrias para que produzca sus 36 unidades energéticas.

Pero, cuando la célula (se ha hecho el núcleo para recoger el ADN y no esté expuesto a los radicales libres, cuando una célula se divide, antes que se divide el adn, expondría la célula el ADN a los radicales libres  del citoplasma, del  líquido celular)  justo  antes  que los dendriolos sean una fibra que se pegue y empiece a dividir al núcleo, el potencial de las células se baja drásticamente, de manera que las mitocondrias se queden cerradas, y origine un paro en la producción de radicales libres. Las células por el momento, vuelven a su metabolismo original, de 2 unidades energéticas. Mientras que la célula se divide, se queda, anula eso. Se queda con dos unidades originales. Cuando el núcleo se ha dividido y se forman las otras dos células, se reactivan las mitocondrias, sube el potencial y nuevamente, se reabren las membranas mitocondriales y siguen produciendo los 36 ATPs.
Cuando Otto Warburg descubre las mitocondrias cerradas, piensa que hay un defecto mitocondrial, pero Kremer se da cuenta que no es así. No es necesario un defecto mitocondrial. Es normal que la mitocondria se cierre cuando hay un déficit energético (aunque fisiológicamente la célula se siga dividiendo, después se reactiva, es un paro momentáneo) pero si por razones x disminuyo el potencial de la célula, el tejido alrededor de la célula, esta bajada energética constante se refleja en una bajada al interior de la célula, pero es un DEFICIT EXTERIOR. El problema está en la matriz celular, no en la célula. Es inútil tratar de matar a la célula. La célula se vuelve bacteriana, empieza a tener una producción energética de dos unidades, se comienza a multiplicar rápidamente por que para hacer esta operación se activa el ADN microbiano, de la parte del microbio que le  corresponde.  Entonces tenemos una célula de bajo nivel energético que se multiplica rápidamente y tienen un nivel energético 20 veces menor, requiere 20 veces más azúcar. Esta masa de células comienza a vascularizarse y absorber más azúcar. En cierto punto esta no tiene ya distribución de sangre suficiente. Hay otro trozo de ADN que respira azufre. El Azufre lo coge de la matriz extra-celular. Aquí se anula el espacio que hay entre célula y célula, si nuestras células son cien billones y ocupan un tercio del espacio de mi cuerpo, dos tercios (2/3) son ocupados por la matriz. Cuando alguien anula la matriz, las células se aplastan entre ellas, disminuye el espacio… el espacio en donde se da la circulación, corre la sangre, se da la alimentación, comienza a reducirse. Entonces la persona comenzará a entrar en caquexia y se va consumiendo por el Cáncer. El metabolismo de azufre comienza a producir ácido sulfhídrico que envenena a la persona, delgada, consumida por el cáncer ya no puede metabolizar nada. Esta es la única verdadera muerte por Cáncer. Antes de la aparición de la quimioterapia, se decía que la persona ERA CONSUMIDA POR EL CÁNCER.

Por lo dicho anteriormente –y basados en la tercera ley biológica- llegamos a la deducción qué:

1-la teoría de la metástasis es del todo absurda por cuanto una célula adeno (de estirpe endodérmica) hepática o pulmonar en modo alguno puede migrar al mesodermo (Hueso) o ectodermo (Piel externa). Es como si un pez al mismo tiempo pueda vivir en un medio terrestre y en paralelo también tuviese capacidad de volar.

2-La metátasis se da en realidad por que un evento origina varios conflictos e  impactan al mismo tiempo varios órganos y tejidos, o porque a una situación conflictiva se le añade una o varios shock conflictivos adicionales dando como resultado, varios tipos de cáncer.

3-Los diferentes tipos de tumores cerebrales son solo “cicatrices” de anteriores conflictos, en la mayor parte de casos, que han sido plenamente resueltos o, que entran constantemente en recidivas (En CCG se le conoce como “Railes”), uno de los síntomas para este caso son las constantes molestias (mareos, pérdida de equilibrio, nauseas, dolores de cabeza) que en sí se deben a los síntomas propios de la “Epicrisis” a consecuencia de la repetición de una situación conflictiva no resuelta, y no por el tumor en sí ya que es sabido plenamente que las células gliales están imposibilitadas de dividirse.

4-El sistema inmunitario no existe. Por lo tanto, es vano lo que trata de hacer el ser humano al inventar diversos tipos de antibióticos o asepsias destinadas a la eliminación de estos agentes. Como veremos a continuación, en la cuarta ley biológica, estos organismos cumplen un rol fundamental a la hora de actuar en un proceso biológico, SBS o como se conoce actualmente, ENFERMEDAD.

4-La cuarta ley biológica: El sistema ontogenético de los microbios

La 4ta Ley de la Nueva Medicina Germánica plantea que durante la fase de curación todo  ocurre a la inversa: los órganos dirigidos por el cerebro antiguo reducen sus tumores con la ayuda de microbios especializados. Durante esa misma fase  de  curación, los agujeros y  úlceras  de  los  órganos gobernados por el telencéfalo son rellenados de nuevo con ayuda de virus y bacterias, acrecentándose el volumen de la zona afectada por medio de una tumefacción.

Consideramos  los  microbios  como  agentes  perjudiciales  que tenemos que destruir a toda costa. Esto es totalmente insensato, tenemos una necesidad urgente de microbios, de todos los microbios presentes bajo  nuestra  latitud. Si   por  razones  de  higiene  no  tuviéramos  ya  micobacterias, no podríamos en adelante evacuar nuestros tumores en  fase  de curación.  Ello   tiene consecuencias desastrosas para gran número de tumores.

Las Micobacterias

Existen  desde casi tanto tiempo como los unicelulares, desde hace mucho más tiempo que los ani-males o el ser humano. Tienen  un  papel bien determinado, deben caseificar y destruir los tumores gobernados por el cerebelo y el tronco cerebral en cuanto empiece la fase de curación (conflictolisis).

Sabemos ahora que las micobacterias, llamadas también bacilos ácido-resistentes ya que los ácidos gástricos no los pueden destruir, tienen que estar presentes a partir del DHS y se desarrollarán igualmente en la fase activa del conflicto. Si las recibimos una vez la fase PCL empezada, ya no nos sirven de nada para este preciso SBS, dado que sólo se pueden multiplicar en fase activa del conflicto. Visiblemente, nuestro organismo, en perfecta armonía con su aliada la micobacteria, no producirá más que bacilos ácido-resistentes necesarios a la caseificación y a la evacuación del tumor.

Las Bacterias

Pertenecen    a   los    órganos     gobernados  por la  médula cerebral (zona naranja): se  trata  del mesodermo (hoja embrionaria media). Como los órganos  gobernados  por  la  médula cerebral, se caracterizan por una división celular en fase de curación, se multiplican durante la fase de curación (PCL). Para esta multiplicación, privilegian los edemas, es decir un entorno líquido y caliente.

Si  se  llamaban  abcesos  fríos  los  fenómenos  de  curación  tuberculosos  (caseificación  de   los tumores),  aunque  tuviesen  lugar  en  fase  PCL,  los fenómenos que se deben a las bacterias son abcesos calientes. Las micobacterias pertenecen  al  nivel  del  cerebro antiguo (zona amarilla) y se comportan como todos los tumores: se dividen en fase de conflicto activo.

Vemos que los microbios se integran plenamente al proceso biológico de los SBS. Crecieron como lo hicimos, y para nosotros. Son  igualmente  una parte del todo, un anillo  de  la cadena, lo que ig-norábamos. Por eso intentamos ciegamente destruir aquellos aliados con antibióticos o sulfamidas. No son los microbios los que nos matan  sino  el  enorme   edema  que se forma en el cerebro si el conflicto dura demasiado.

Los cirujanos saben de los beneficios de las bacterias desde hace 50 años. Por ejemplo, abren una fractura conminuta por perforación con  una serie de puntas permanentes y la dejan abierta, porque una  fractura  abierta  accesible  a  las  bacterias se cura más rápidamente que cuando la llaga está cerrada. Las bacterias facilitan la  reconstitución,  pero  también  quitan  los  fragmentos de  huesos inútiles que quedan. Su función principal es aún la reconstitución.

Las  bacterias  tuberculares  son  esenciales  para romper la acumulación de “células descartables” que proliferaron por una razón biológica durante la fase  activa del conflicto. Si la bacteria requerida no está disponible, ya sea por vacunación o  el  abuso de antibióticos, o tratamiento de  quimiotera-pia, el tumor no puede  desintegrarse  apropiadamente. Como resultado, se queda en su lugar y se encapsula sin daños.

Los Virus

En lo  que  a “virus” se refiere, en CCG  preferimos  hablar de “virus hipotéticos”, ya que últimamente la existencia de los virus ha sido puesta en  tela  de juicio. La falta de prueba  científica  frente  a la afirmación que virus específicos causan “ infecciones”   específicas está  acorde con los anteriores hallazgos  del  Dr. Hamer, a  saber, que  el proceso  de  reconstrucción  de  tejido controlado por la corteza cerebral de origen ectodermico, por ejemplo de la epidermis de  la piel, el  cuello del  útero, el recubrimiento de los ductos biliares del hígado, el recubrimiento del  estómago, el  recubrimiento de la mucosa bronquial o la membrana nasal, ocurre aun en la ausencia de virus. Esto quiere decir que la piel se cura sin el “virus” del herpes, el hígado sin el “virus” de  hepatitis,  la membrana nasal sin “la gripe”, y así sucesivamente.

Síntomas:

El proceso  de  restitución es  típicamente  acompañado  por  hinchazón, inflamación, fiebre y dolor. Este proceso  microbial  natural es  erróneamente  llamado “infección” ,aún  si los virus en realidad existiesen, asistirían, en línea con la  lógica de la  evolución  a la reconstrucción de los tejidos ecto-dérmicos. Basándose en el rol beneficioso de los microbios, los virus no serían  la  causa  de  “enfermedades” pues  los  mismos jugarían  un  rol  vital en el proceso de curación de los tejidos controlados por la corteza cerebral.

5 Quinta ley biológica: El significado de un programa biológico.

 Cada llamada “enfermedad” tiene que ser entendida como un PROGRAMA BIOLÓGICO SIGNIFICATIVO DE LA NATURALEZA, creado para resolver un conflicto biológico inesperado.

Todas las llamadas enfermedades tienen un significado biológico especial. Mientras antes considerábamos a la Madre Naturaleza como falible, y teníamos la audacia de creer que ésta constantemente comete errores y causa descomposturas (crecimientos cancerosos degenerativos, malignos y sin sentido, etc.) ahora podemos ver, a la par que nuestra magnificencia cae de nuestros ojos, que fueron y son nuestra ignorancia y orgullo la única tontería en nuestro cosmos.

No podíamos entender una totalidad tan tejida, y entonces trajimos hacia nosotros esta medicina brutal, sin sentido  y sin alma. Llenos de asombro, ahora podemos entender por primera vez que la naturaleza es ordenada (ya sabíamos eso) y que cada cosa que ocurre en la naturaleza tiene un significado, aún en el marco del todo, y que los eventos que llamamos enfermedades no son alteraciones que tengan que ser reparadas por aprendices de hechiceros. Podemos ver que nada es falto de significado, maligno o enfermo.

Ejemplo: Una mujer camina de la mano de su hijo por la acera. De repente el niño deja de tomarla de la mano, corre hacia la calle y es alcanzado por un automóvil. En el momento que la madre ve a su hijo herido ella sufre, en términos biológicos, un conflicto de preocupación madre-hijo y en una fracción de segundo el programa biológico especial para este conflicto en particular es encendido.

Un DHS de preocupación madre-hijo siempre impacta en el área del cerebro que controla la función de las glándulas mamarias. Debido a que, en términos biológicos, una cría lastimada se recupera más rápido cuando recibe más leche, se estimula inmediatamente la producción de leche extra incrementando el número de células de las glándulas mamarias. Aunque la madre no esté dando lactancia, el evento acciona el inicio de esta respuesta como lo ha estado haciendo durante millones de años. Mientras la mujer se encuentre en la fase activa del conflicto (por ej. porque el niño se encuentra todavía en el hospital), las células mamarias se continuarán dividiendo y multiplicando, formando lo que comúnmente se denomina un tumor de glándula mamaria. Si la mujer es diestra, el tumor estará en su seno izquierdo; si la mujer es zurda su seno izquierdo será el afectado (Lateralidad).

Tan pronto como el conflicto es resuelto (digamos que, el niño deja el hospital), el tumor deja de crecer inmediatamente. Debido a que el niño se encuentra fuera de peligro, no hay más necesidad de producir células extra de las glándulas mamarias. Durante la fase de curación las ahora superfluas células son degradadas con la ayuda de micobacterias, las cuales han sido entrenadas para hacer exactamente eso. Si la fase de reparación no es interrumpida, por ejemplo por medio de activar un raíl, el tumor será completamente eliminado cuando el proceso de curación se haya completado.