Desmitificando la “Demencia”

0

A diario vemos en los medios de comunicación –porque es lo que más vende- noticias relacionadas a crímenes de diverso tipo: Asesinatos, Robos, Pandillaje, Violaciones, Etc.
En primera instancia la reacción de las masas respecto a ello es buscar justicia -castigo- para los que perpetran estos delitos. Dejando de lado la posible “magnificación de los casos” –por cuestiones comerciales respecto a esos crímenes en un respetable porcentaje- por primera vez disponemos de un sistema científico que nos permite entender en una dimensión biológica, el origen de los crímenes y una posible vía para readaptar a todas aquellas personas que se enfrentan por ese motivo, a una casi segura ANULACIÓN SOCIAL.
Todas las personas que han cometido un delito y han sido juzgadas y sentenciadas deberían merecer una segunda oportunidad, aunque dadas las actuales circunstancias –en un sistema que ni siquiera entiende que cosa es una enfermedad orgánica o física- lo más probable es que estén condenadas de por vida al ostracismo y al rechazo social.
La psicología y psiquiatría actual no ha hecho nada al respecto. Y no es una teoría, las cifras lo evidencian y de ser anteriormente un mal frecuente aunque no endémico, actualmente es tan peligroso que amenaza las bases mismas de muchos gobiernos
Un ejemplo de ello, El Salvador: Un país Centroamericano en donde las pandillas están en franca guerra con el estado.
¿Por qué una persona se vuelve violenta, agresiva? ¿Por qué roba, porqué comete crímenes?
Demostrado científicamente y con un examen radiológico a nivel cerebral, se pueden visualizar uno, dos o más conflictos impactando al mismo tiempo ambos hemisferios cerebrales. Las combinaciones son muchas y para entenderlo mejor cada persona debería entender la sistemática de la CIENCIA CURATIVA GERMÁNICA (comenzando con las 5 leyes biológicas)
Estos impactos simultáneos cumplen un papel biológico completamente entendible: un animal amenazado por otro siente MIEDO y de pronto reacciona instintivamente de forma violenta, para cuidar su territorio o sus cachorros, en el caso de una hembra.
Cuando los conflictos se encuentran en actividad, ya sea porque nunca se resolvieron, o por que la persona recayó en los mismos –a consecuencia de una situación que le recordó el primer conflicto vivido antes, por ejemplo en la niñez si fue abusado o maltratado por los padres o por cualquier otra persona- entonces esta se enfrenta a una situación en donde –dependiendo de la magnitud del conflicto- podría reaccionar instintiva y hasta hipnóticamente en la forma de un crimen. Una combinación de conflictos de rencor territorial y de identidad –que impactan ambos hemisferios de la corteza cerebral- transforma a una persona serena y pacífica en una persona VIOLENTA, situación que empeora ante la presencia de más conflictos impactando estas mismas zonas de control cerebral –a mayor intensidad y/o cantidad de conflictos, mayor intensidad del crimen-
Una mezcla de conflictos de identidad, rencor territorial y miedo territorial podría ser el origen de los ASESINOS EN SERIE.
En la naturaleza vemos que los animales que dejan de pertenecer a una manada y deambulan solitarios en la selva se vuelven CARROÑEROS; eso mismo ocurre con aquellas personas que hurtan a diario para poder sobrevivir. Quizá conversando con esas personas y además, visualizando una tomografía sin medios de contraste, sería posible identificar los conflictos que originaron una PÉRDIDA TERRITORIAL, motivo de su conducta a todas luces criticada por la sociedad.
Quizá en el futuro –como sucederá en la medicina- el sistema de la CIENCIA CURATIVA GERMÁNICA y su invalorable aporte será el medio científico para rescatar a buena parte de estos criminales que por desconocimiento o simplemente por desidia de las autoridades, están metidas en este hoyo de ignorancia.
¿Y La locura?
Término con que se cataloga y se señala de por vida, a toda aquella persona que sufrió en algún momento un TRASTORNO DEL ESTADO DE ÁNIMO.
Sin embargo tenemos que decir que casi todos en algún momento, podemos sufrir de forma diversa, distintos tipos de combinación de conflictos. Al igual que en los crímenes espontáneos –lo que se llama en CCG una “Constelación”- estos desequilibrios del estado de ánimo también son completamente entendibles desde la perspectiva de este saber. En tal sentido entendemos que:
Una persona que sufre de manía persecutoria –paranoia- tiene dos o más conflictos de miedo por detrás –alguien al que no puede ver, lo acecha- impactando ambos hemisferios cerebrales.
Una persona que constantemente miente –un mitómano- tiene dos o más conflictos de identidad y de miedo territorial.
Alguien que escucha constantemente “Voces” –esquizofrenia- tiene dos conflictos de tipo auditivo –“no puedo creer lo que escucho”-
Una persona megalómana tiene dos conflictos de baja autoestima, uno en relación a su pareja o competidores, y otro en relación a sus hijos.
Una persona que es insaciable en el sexo, tiene dos o más conflictos de frustración sexual
Una persona sumamente temerosa, dos o más conflictos de miedo al futuro
Anorexia: Dos conflictos territoriales, uno de rencor territorial –afectando el lado derecho de la corteza cerebral- y el otro de miedo, pérdida, identidad o marcaje territorial.
Autismo: Dos conflictos territoriales, uno de rencor y el otro de miedo.
En muchos casos esta combinación de conflictos trae consigo el TRASTORNO BIPOLAR.
Una terapia mucho más eficaz y menos peligrosa que la ingesta de antipsicóticos es sin duda, el entendimiento de la CIENCIA CURATIVA GERMÁNICA con la cual una persona estará en facultad de poder entender en primer lugar sus propias reacciones psíquicas y además, podrá comprender que así como en el caso de las enfermedades que en un sentido amplio son explicadas por el Dr. Hamer –y que no son en ningún caso un error de la naturaleza- estas reacciones son completamente entendibles, lógicas o como dice Hamer, sensatas y obedecen a una adaptación particular para determinada circunstancia.
La ignorancia que atrapó a la medicina y la convirtió en un gran negocio (y la excusa perfecta para la práctica de la eugenesia) naturalmente tiene entre sus víctimas a la psiquiatría, sistema este que deambula entre miles de teorías y que en el camino y como secuela ha dejado, millones de individuos privados de su propia autonomía emocional esto es, esclavos de un sistema infame y embrutecedor. Una CÁRCEL DE LA MENTE para millones de personas.

COMPARTIR EN REDES.

Comments are closed.